EVALUACIONES PERÍODICAS

 

Cada nueva consulta es una oportunidad de aprender más sobre tu enfermedad. En la primera de ellas solo se tiene una imagen parcial de tu enfermedad y de su rostro real. A través de las visitas subsecuentes se logra captar su verdadera expresión. Para que comprendas más la importancia de las evaluaciones períodicas, te pondremos 3 ejemplos:

 

Ejemplo 1. Sujeto reactivo lento, sin apego a su enfermedad, con reacción de escape.: Ignacio es un paciente de 56 años, de 1.70 cm de estatura, con vida sedentaria y que al correr de los últimos 15 años ha acumulado 20 kilos en comparación con su peso de adulto joven (antes 66 y ahora 90 kilos). De pronto, ante situaciones de excesos de comida, bebida y estrés se siente mal, con fatiga excesiva y pérdida de energía. Se realiza estudios y descubre que su glucosa y colesterol en sangre están elevados y que además las enzimas del hígado salieron elevadas. La verdad es que al principio no le hace caso a los resultados y decide no comentar con su esposa. Pero poco a poco (6 meses después) se percata de que sigue mal. Se repite los estudios y siguen elevados. Decide ir al médico y le diagnostican Diabebes Mellitus, Hiperlipidemia y Esteato-Hepatitis. Le prescriben tratamiento con medicamentos orales y una dieta; le piden regresar en 2 meses, con nuevos estudios. Siente que le cae muy bien, se le quita la fatiga y decide ya no tomar más medicamentos y vuelve a su rutina habitual. Tres años después presenta acumulación de líquidos en la s piernas y un desmayo y lo llevan al hospital. Le detectan cifras tensionales muy elevadas (160/110), glucosa de 380 mg/dL, colesterol de 318 mg/dL, trigliceridos de 410 mg/dL y elevación de la creatinina sérica (2.4 mg/dL) y de la urea (72 mg/dL). Le comentan que deberá iniciar tratamiento con insulina, dos anti-hipertensivos y una dieta estricta. Le comentan además que deberán regresar a consulta en 1 mes para valorar necesidad o no de dialisis.

 

Ejemplo 2. Sujeto reactivo, involucrado en su salud. Julian es un paciente de 57 años que acude por detección de Hepatitis C a los 54 años, cuando acudió a donar sangre para un familiar cercano. Decidió acudir a su clínica, donde le hicieron diversos estudios y le comentaros que tenía buena función hepática, con inflamación moderada, pero con una infección por Genotipo 1a, con carga viral de 1,200,000 unidades, ultrasonido hepático sin lesiones tumorales y prueba de Fibrotest, con fibrosis grado 2. Se le indicó que requería tratamiento anti-viral. Completó su tratamiento de 48 semanas y logró eliminar el virus de su sangre. Desde hace 3 años acude a visitas anuales y le han dicho que sus pruebas de función hepática están normales. Su ultima carga viral sigue estando negativa y una nueva medición de Elastografía Hepática demuestra fibrosis grado 1.     

 

Ejemplo  3. Sujeto preventivo y motivado en cambio de hábitos. Marco es un paciente de 38 años, con abuelos maternos con Diabetes Mellitus e Hipertensión Arterial y abuelo paterno con cirrosis por alcohol. Sus padres son delgados y realizan ejercicio. El no quiere que su riesgo genético se exprese. Decide iniciar con chequeos médicos anuales. En el primero de ellos se detecta que tiene sobrepeso de 5.6 kilos y que necesita moverse más. Acude con la Nutrióloga y decide inscribirse en un Gym. En los años subsecuentes ha logrado reducir  el exceso de peso y realiza entre 1.5 y 2.5 horas de ejercicio semanal, de predominio aeróbico o cardiovascular. Sus exámenes de glucosa, colesterol, trigliceridos y las pruebas de función hepática se han mantenido estables en 5 años. El planea continuar con sus chequeos anuales. 

 

Como se percibe en estos 3 ejemplos, extraídos de la vida real, sólo es posible conocer una imagen de la realidad de Ignacio, Julian y Marco a través del tiempo. Por ello, estamos convencidos de que son fundamentales las visitas periódicas. En cada una de ellas el médico te conocerá más y tu mismo comprenderás más tu enfermedad. Además, gracias a nuestras herramientas de apoyo, podras identificar tus ACLAE o activadores clave tu enfermedad e idealmente buscarás evitarlos para no tener recaídas. Gracias a tu red de apoyo básico de familiares y amigos (RAB), es posible que te sientas motivado a compartir tus diversos indicadores clave de salud (ICLASA) y entonces estarás motivado con mejorarlos o con mantenerlos estables a través del tiempo. Sin duda una hepatitis va mejor cuando las transaminasas salen bajas. También sin duda una Diabetes Mellitus o Dislipidemia tendrá menos complicaciones si logras que tus valores de glucosa, colesterol y triglicéridos se mantengan cercano a la normalidad.

 

Por todo lo anterior, la dedicación y perseverancia serán dos ingredientes clave para mantener una buena salud a través del tiempo.

Cuídate, quiérete y sigue las indicaciones de tus profesionales de salud  de apoyo !!!!   

 

 

Hits: 00673