EVALUACIÓN BASAL

El reto de la primera consulta es muy grande. Dicen que la primera ocasión es la mejor carta de presentación. El médico podrá saber con qué tipo de enfermo se enfrenta y viciversa. El paciente y acompañante, a su vez, podrán definir con qué tipo de profesional están compartiendo sus datos de salud. Los profesionales de la salud tienen diversas personalidades. Algunos son muy serios, otros relajados e incluso bromistas. Algunos te pondrán toda la atención y otros parecerá que incluso ni te dirigen la mirada. Lo más importante es que te hagan sentir que estás ante un profesional de la salud capacitado y dispuesto a ayudarte en el control de tu enfermedad. La decisión final de continuar o no con esa persona dependerá de tí y por ello debes tomar tu decisión basada en algunos de las siguientes parámetros o preguntas:

 

1. Te escucha para entender el motivo de la consulta?

2. Te interroga y explora con orden y en forma detallada? 

3. Te explica el diagnóstico probable de enfermedad y el tratamiento que deberás llevar?

4. Te parece una persona preparada? Si dispones de una copia de su curriculum profesional (por ejemplo por la red internet) será mejor.

5. Te parece que estás ante un ser humano sensible y que te transmite confianza?

6. La clínica en donde te atiende está accesible para tí?

7. Los costos de los honorarios a pagar están a tu alcance? 

Considera que si tu enfermedad es crónica deberás regresar muchas veces durante tu vida. Por ello, tómate tu tiempo para alcanzar una decisión justa y razonada. 

 

Por otro lado, el profesional que te atiende (médico, nutrióloga, psioterapeuta, fisioterapeuta, enfermera o de otras disciplinas de la salud) también te calificarán como paciente. Ellos saben que algunos son muy ordenados, pero otros son simplemente despistados, o demasiado ansiosos o bien hipocondriacos. Al momento de comentar un tratamiento hay algunos que tienen una resistencia a lograr un buen apego pero otros son francamente irresponsables y abandonan el tratamiento o pierden su receta, aunque tengan una enfermedad crónica. A algunos les importará poco siempre y cuando les pagues. Pero a otros les dará mayor satisfacción atender a pacientes que realmente tienen interés en cuidarse y en cambiar para mejorar. Por ello, a continuación se presentan algunos consejos para cuando acudas a tu primer consulta.

 

1. Lleva siempre escrito tus síntomas y molestias Si recuerdas desde cuando aparecieron y en que orden es mejor.

2. Trae copia de tus estudios previos, ya sea de laboratorio o de gabinete.

3. Describe tus preocupaciones o temores sobre reacciones adversas posibles o alergias previas que ya conozcas y que podrían ser relavantes para el tipo de tratamiento que recibirás. 

4. No olvides tu última receta

5. Trae copia de tus formatos de informes de seguros de gastos médicos. La consulta es el momento apropiado para que tu médicos los llene o los firme.

 

Enhorabuena, una primera buena consulta es la mejor manera de iniciar con una buena relación por muchos años.  

 

 

Hits: 00744