NO PERDER MÚSCULO

A veces se logra bajar de peso, pero no se pierde grasa. Entonces, es posible que estemos perdiendo músculo. Generalmente se debe a que la dieta no está sincronizada con el nivel de actividad física.

Los “consejos generales” para alguien que inicia una dieta después de largo tiempo de vida sedentaria, son los siguientes:

  1. Entender que para “quemar grasa” necesitas comer. No comer puede inducir una pérdida indeseada de grasa y músculo.
  2. Para no perder músculo requieres una disciplina en los horarios de comida.
  3. La disciplina consiste en alcanzar un equilibrio en comidas balanceadas, pequeñas en calorías y frecuentes a lo largo del día, con el objetivo de evitar el ayuno.
  4. Para mantener músculo necesitas ejercitarlo 3 veces por semana.

 El tejido muscular de nuestro cuerpo representa el 40-45 porciento de nuestro peso corporal. Significa que para alguien que tiene un peso ideal de 70 kilos, su musculo total deberá pesar entre 28 y 31.5 kilos. Gracias a las modernas tecnologías las básculas utilizadas por los profesionales de la nutrición es posible medir tu composición corporal en músculo.

No te olvides de checar este dato con tu Nutrióloga cada vez que te pese.

Referencias:

  1. Krotkiewski MBjörntorp P. Muscle tissue in obesity with different distribution of adipose tissue. Effects of physical training. International Journal of Obesity 1986;10(4):331-341.

 

 

Hits: 01521