MENÚ PERSONALIZADO

Dice el refrán que “el que agua busca, agua encuentra...”. Por eso, no es raro que un sediento en el desierto de la vida acepte tomar agua del primer “oasis” que encuentre en su camino. Sin duda se expondrá a riesgos y podría acabar más deshidratado (por una fuerte diarrea) que curado de sus sed.

Pues, en la vida cotidiana de una persona que busca una dieta, puede exponerse a “consumir” la primera opción que se le presenta y podría resultar incorrecta e incluso dañina. Por ello, en esta sección te explicamos un poco las diferencias de “dietas” que te pueden ofrecer” y las ventajas de nuestro concepto de “menú personalizado”. 

Existen numerosas dietas “no personalizadas” que conviene que conozcas y que forman parte de “modas” o “modelos” que se copian y que algunos pseudo-profesionales de la salud utilizan para prescribir a sus pacientes “despistados”. He aquí los ejemplos más destacados:

  1. Dietas en formato o “machote”. Son aquellas que se deciden fotocopiar y aplicar a todos los pacientes por igual: el paciente 1, 3 y 5 del día lunes y el del martes o del jueves. Por ejemplo, dieta de 1800 o de 1500 calorías, a secas, sin considerar que un paciente podría tener ciertas intolerancias a algunos medicamentos o padecimientos específicos en donde algunos alimentos o cantidades estarían limitados.
  2. Dietas milagro. Son aquellas en las cuales se promete bajar 10 kilos o más en un par de semanas. En ellas se corre el riesgo de “descompensar a nuestro organismo” e incluso cambiar “nuestro metabolismo” ya que se asocia la “dieta milagro” con la prescripción de pastillas de colores que podrían tener anfetaminas, hormonas y diuréticos. Aunque los pacientes relatan que si bajaron de peso, se asocian a un alto porcentaje de rebote o recaída así como cambios en la función de la tiroides, deshidratación con pérdida de electrolitos que pueden ocasionar arritmias graves.
  3. Dietas selectivas-restrictivas: Son aquellas en las cuales se dice que puedes comer “todo el huevo o carne que quieras” y luego “solo melón o papaya”. En realidad pueden promover “la quema de calorías” y por lo tanto la reducción de peso, pero a expensas de provocar desequilibrios internos. También se asocian a un alto porcentaje de rebote o recaída.

El menú personalizado que fomenta el programa NARCISO de tu Portal  Educativo, ARTE DE CUIDARTE, toma en consideración los siguientes siete puntos:

  1. Conocerte desde el punto de vista clínico y nutricional
  2. Explorar tus hábitos y horarios de alimentación
  3. Identificar la intensidad de tu vida, las actividades que realizas desde que inicia tu día hasta que termina
  4. Conciderar los padecimientos que ya presentas
  5. Medirte en tu peso, estatura, circunferencia de cintura y porcentajes de agua, músculo y grasa, con énfasis en su distribución central (abdominal).
  6. Educarte sobre la diferencia entre alimentos y nutrimentos, la necesidad de bien comer, la importancia de las raciones y el valor de tener conciencia de la necesidad de un cambio.
  7. Prescribirte diversas opciones de alimentación en base a prácticos y sencillos menús, que ya contienen los nutrientes que necesitas.

 

Por todo ello, te invitamos a acercarte a nuestro grupo y solicitar una cita para convertirte próximamente en uno más de los beneficiados del ArteDecuidArte.

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hits: 01158